• -
  • Student Services:

Randome Top Details Div

Alternativas para rescatar y retomar las calles y otros espacios..

Ante la actual ola de violencia por la que atraviesa Puerto Rico, la directora Marisabel Rodríguez, ASLA, ofreció alternativas para rescatar y retomar las calles y otros espacios invadidos por los criminales en una entrevista con El Nuevo Día.



Hace falta voluntad
Ante el clamor de rescatar las calles
elnuevodia.com | 07 de Diciembre de 2012
Por Gerardo E. Alvarado León / galvarado@elnuevodia.com



Las muertes del publicista José Enrique Gómez Saladín y el adolescente Juan Carlos Ruiz Vega avivaron el clamor ciudadano de rescatar y retomar las calles y otros espacios invadidos por los criminales, acciones que solo se concretarán cuando todos los sectores de la sociedad unan voluntades.


Conocedores del tema entrevistados por El Nuevo Día indicaron ayer que si bien es válido sentir indignación ante estos crímenes y mostrar empatía hacia los familiares de las víctimas, hay que trascender la celebración de eventos momentáneos –como marchas y vigilias– para dar paso a un proyecto de país que transforme los espacios.


La cadena de eventos que desembocó en el asesinato de Gómez Saladín inició en la calle Padial, en Caguas, que en las noches es foco de prostitución y drogas. Asimismo, Ruiz Vega fue ultimado a tiros en la calle Méndez Vigo final, en Ponce, que pese a quedar cerca de la emblemática Cruceta del Vigía, está controlada por narcos.


“Ante estos casos, la indignación colectiva mueve a la gente a hacer algo, ya que sienten el convencimiento de querer un Puerto Rico diferente. La gente se moviliza, no quieren ser espectadores”, expresó la psicóloga social Mercedes Rodríguez. Advirtió, sin embargo, que la movilización ciudadana no es suficiente.


“La comunidad es importante, es la base, pero los sectores gubernamental y privado son muy poderosos porque tienen recursos económicos y también tienen que movilizarse. Tiene que ser una respuesta multisectorial, que incluya, además, a los medios de comunicación”, declaró Rodríguez.


Con ejemplos un poco más concretos, la arquitecta Marisabel Rodríguez, directora de la Escuela de Arquitectura Paisajista de la Universidad Politécnica, planteó que las calles y otros espacios públicos pueden habilitarse tomando acciones tan sencillas como podar los arbustos y colocar las esculturas de forma tal que los criminales no las usen como área de escondite.


Otro “aspecto sencillo y al alcance de los presupuestos”, señaló Rodríguez, es la buena iluminación. “Las estrategias de diseño y arquitectura tienen que combinarse con estrategias de seguridad”, agregó la arquitecta, al destacar que el principal reto de rescatar espacios públicos es “lidiar con el miedo” a estar en la calle.


Paralelamente, apuntó, las personas deben tener alternativas de actividades que las motiven a ocupar los espacios públicos, tales como conciertos y festivales gastronómicos. Es necesario, además, la presencia fija –de día y de noche– de establecimientos, como restaurantes y artesanos. “Los espacios públicos funcionan como válvulas de escape para los trastornos mentales. En Puerto Rico no tenemos muchas de esas válvulas”, lamentó Rodríguez.


Por su parte, el sociólogo Manuel Torres Márquez, quien hace 12 años fue víctima de un carjacking, indicó que además de “repetir la incomodidad, insatisfacción y protesta” crimen tras crimen, hay que ir a la raíz del problema y atender “asuntos vitales”, como la politización de la Policía y la ineficiencia de la Judicatura. “Aquí se ha optado mucho por la improvisación. Se necesitan líderes con poder de convocatoria. Indignarse es positivo, pero no podemos quedarnos ahí. Cada vez disfrutamos menos de los espacios sociales y, si seguimos como vamos, el artículo que más se venderá en la Isla serán chalecos antibalas”, dramatizó Torres Márquez.


Entretanto, Luis Romero, fundador de la entidad Basta Ya, expuso que no solo se trata de rescatar los espacios públicos, sino de “rescatar la casa”.

Randome Bottom div