facebook twitter youtube

Profesora de la Politécnica se convierte en única puertorriqueña en obtener importante certificación

Diolinete Gerena

En la foto de izquierda a derecha, los estudiantes Joseph Guzmán, Javier Carbonel, Jose Ramos, Profesora Diolinete Gerena y el estudiante Ian Colón.

La Universidad Politécnica anuncia que la profesora de Ingeniería Mecánica, Diolinete Gerena se convirtió en la primera puertorriqueña en obtener la certificación L2 de la Asociación Nacional de Rocketery (NAR, por sus siglas en inglés). Dicha certificación permite el manejo y compra de propulsores hasta categoría L de un máximo de 5120 N sin limitar los gramos de pólvora y permite además el uso de combustible híbrido (liquido + solido), lo que a su vez le da acceso a participar en competencias mundiales incluyendo las de NASA.

La NAR es una organización científica sin fines de lucro dedicada a la seguridad del consumidor, la educación y el avance de la tecnología en el hobby del “spacemodeling” en los Estados Unidos. Fundada en 1957, el NAR es la organización de “spacemodeling” más antigua y más grande del mundo con más de 5900 miembros y 165 clubes afiliados en toda la nación. Esta organización ofrece certificaciones o licencias que permiten el manejo y compra de los motores propulsores. Las licencias se obtienen en dos fases, primero tomando un examen teórico presencial que consiste en las leyes y regulaciones del NFPA (National Fire Protection Association), del Departamento de Transportación Federal, FAA (Federal Aviation Administration), “Bureau of Alcohol Tobacco Firearms and Explosives” y “Consumer Product Safety Commission”. Y segundo lanzando un cohete con las características que exige la certificación que se solicita.

Para dicha certificación la profesora Gerena contó con el apoyo de varios estudiantes de ingeniería mecánica de la Universidad Politécnica; Joseph Guzmán, Ian Colón y Javier Carbonel quienes en solo una semana la ayudaron en la construcción de un cohete, hacer las pruebas de seguridad, crear la simulación, estudiar las leyes y regulaciones y que el mismo fuera aprobado por el comité evaluador para ser lanzado en el aeropuerto de Mayagüez. Así mismo, la Universidad Politécnica brindo las herramientas, así como el equipo necesario y el laboratorio donde se pudiese desarrollar y probar dicho cohete.

“Diolinete es definitivamente un gran ejemplo de compromiso con nuestra institución y sus estudiantes, haber logrado esta meta no es solo muy importante para ella sino también para sus estudiantes con los que sabemos comparte este logro y que de ahora en adelante se verán beneficiado por ello. Definitivamente ella es un ejemplo del compromiso que nuestra facultad demuestra por mantener una experiencia educativa de vanguardia,” expresó Ernesto Vázquez Barquet, presidente de la Universidad Politécnica de Puerto Rico.

iEnhorabuena!