facebook twitter youtube

Eva Reyes, el rostro femenino en la OUC

Eva Reyes

A lo largo de la historia han existido profesiones que las personas asocian con los hombres y otras que se creía eran más apropiadas para las mujeres. De cierta forma le asignaban género a los trabajos y las posibilidades de que alguien se adentrara en el mundo del sexo opuesto representaban un reto. Hoy en día, muchas cosas han cambiado y la visión colectiva sobre los trabajos se ha reenfocado.

Por las pasadas tres décadas, Eva Reyes, ingeniera eléctrica, se ha batallado para desenvolverse en un ambiente dominado por el sexo masculino.

Durante su carrera profesional ha visto evolucionar la tecnología, ha sido testigo de cómo la mujer ha ido ganando terreno en un ambiente antiguamente dominado por hombres y además, constató la diferencia entre ejercer la misma profesión en Puerto Rico y en Estados Unidos.

Nacida en Texas y criada en Puerto Rico, Reyes incursionó en la ingeniería impulsada por su papá, quien había formado parte del Ejército de los Estados Unidos y al incapacitarse laboró en Puerto Rico en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la única compañía en la Isla que ofrece a los ciudadanos el servicio de energía eléctrica.

“Yo no sabía lo que iba estudiar, sabía que era buena en matemáticas y ciencia y papi me sugirió que estudiara ingeniera eléctrica y eso fue en lo que terminé”, comentó Reyes, quien actualmente se desempeña como ingeniera sénior de la Comisión de Servicios Públicos de Orlando (OUC, siglas en inglés).

La ingeniera confesó que el mejor consejo que ha recibido en su carrera es que “Debes esperar sentirte incómodo para sentirte cómodo. Si te sientes demasiado cómodo, puede significar que te estás quedando atrás o no estás buscando nuevos desafíos”. Eso lo ha vivido en carne propia para demostrar que las mujeres tienen la misma capacidad que los hombres para desarrollarse en diversos empleos.

Reyes culminó un bachillerato en la Universidad Politécnica de Puerto Rico y dijo que a diferencia de cuando ella estudió, “ahora hay más muchachas, pero por muchos años yo fui la única mujer. Yo era la única mujer en el área, obviamente después de mi entraron [más], pero ya yo estaba al final de las clases de concentración del bachillerato, y casi no habían mujeres. Que yo recuerde eran dos más”, aseguró.

En el caso de Reyes, la determinación fue clave para lograr convertirse en una mujer exitosa en un ambiente en el que no predominaban las féminas.

Lee el resto del artículo en www.orlandosentinel.com